27 octubre 2005

La última peli: Tiempo de revancha

Una película que me sorprendió gratamente. En un principio la vi guiado por su director y por supuesto por la presencia del gran Federico Luppi. Si bien al principio parece algo floja a medida que la trama se desarrolla te involucras con la historia manteniendo tu atención hasta el sorprendente e imprevisto final. Casi una obra maestra. DCM


Tiempo de revancha
(1981)
Fecha de Estreno: 30 de julio de 1981
Dirección: Adolfo Aristarain
Guión: Adolfo Aristarain

ntérpretes:

Federico Luppi...Pedro Bengoa
Haydeé Padilla...Amanda Bengoa
Rodolfo Ranni...Torrens
Julio De Grazia...Larsen
Ulises Dumont...Bruno Di Toro
José Jofre Soares...Aitor
Aldo Barbero...Rossi
Enrique Liporace...Basile
Arturo Maly...Dr. García Brown
Jorge Hacker...Guido Ventura
Alberto Benegas...Golo
Ingrid Pelicori...Lea
Jorge Chernov...Jorge
Cayetano Biondo...Bautista
Marcos Woinski...El Polaco
Héctor Calori...Médico
Lidia Catalano
Carlos Verón
Carlos Trigo
Osvaldo de la Vega
Aldo Pastur...Operario 2 en cantera
Enrique Latorre
Jorge Velurtas
Rafael Casadó
Enrique Otranto...Psicólogo
Marcela Sotelo
Cristina Aroca
Carlos Vern
Felipe Méndez...Operario 1 en cantera
Miguel Angel Llobet...Botones
Alejandro Arando...Especialista en audiometría
Equipo Técnico:


Fotografía:
Horacio Maira

Cámara:
Nicolás Paradiso

Música:
Emilio Kauderer

Montaje:
Eduardo López

Sonido:
Daniel Castronuovo

Vestuario:
Marta Albertinazzi

Maquillaje:
Elvira Ramos

Jefe de Producción:
Alejandro Arando

Asistente de producción:
Raúl Ahumada y Néstor Jones

Asistente de Dirección:
Jorge Gundín

Producción:
Héctor Olivera y Luis Osvaldo Repetto

Director de 2da unidad:
Jorge Gundín

1er ayudante de dirección:
Alberto Lecchi

2do ayudante de dirección:
Antonio Barrio

Foto fija:
María Inés Teyssié

Efectos especiales:
Alex Mathews

Escenografía:
Abel Facello

Corte de negativo:
Margarita Bróndolo

Sinopsis: El ex-sindicalista Pedro Bengoa, previa "limpieza" de su pasado, consigue trabajo en las minas de la empresa Tulsaco, donde se reencuentra con un antiguo compañero quien, pasado algún tiempo, le propone un plan: simular un accidente y hacerse pasar por mudo para cobrar una indemnización. Accidentalmente el amigo muere. Sin embargo el ex-sindicalista llevará su pleito con la multinacional hasta sus últimas consecuencias.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Your blog rocks!

This is my Dandelion Wine
blog!

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.